"yuàn fēn" Un destino desde anteriores vidas


Si el destino de verdad existiera
y los hombres y las cosas del mundo realmente pudieran reencarnarse,
Si así fuera, mi amor, ¿qué fuimos nosotros en nuestra vida pasada?

Si tú fuiste la chica que recogía flores de loto en el lago Jiang Nan,
yo debí de ser la flor que tu mano pasó por alto.

Si tú fuiste el chiquillo travieso que se escabullía del colegio,
yo debí de ser la canica por estrenar que cayó de tu bolsillo
sobre la hierba, junto a la carretera
y contempló cómo te alejabas sin reparar en mí.

Si tú fuiste el monje hierático que practicaba zazen frente a la pared,
yo debí de ser el incienso que se deshacía en la sala,
ardiendo, acompañándote a lo largo del tiempo en tu silencio.

Y ahora, cuando te encuentro en mi vida presente,
siento que hay un destino no completado en pasadas vidas.
Pero está tan borroso, tan desdibujado… no puedo reconocerlo claramente,
no puedo decírtelo claramente...


..............................................................Xi Murong




3 comentarios:

yiokun said...

muy bueno... me ha encantado...

Wuwei said...

Algo hay. Muchos "nos recordamos", pero ¿de qué?

Gassho

alestedemadrid said...

Maravilloso...

Post a Comment